¿El ritmo de tu corazón coincide con el ritmo de tu nombre?

15 de Septiembre de 2013

Reflejando mutuamente el corazón del otro

Nota: El siguiente mensaje ha sido editado y re-canalizado en algunos puntos por El Grupo para ofrecer una mayor claridad en este formato.

DeEl Grupo

¡Saludos desde el Hogar!

Soy Elrah, del Servicio Rítmico y simplemente les digo que la presentación fue hermosa. Hoy no les daré la lección completa. Se la voy a pasar a eM. Él les hablará sobre un tema que es mi responsabilidad, que es mi área de especialización. Sé que todos esperan hablar con él, por eso no tengo problema alguno en cederle el turno para que presente el mensaje de hoy. Les digo esto por diferentes motivos, pues todos tienen sus pequeños egos. Todos tienen que cargar consigo lo que sienten que son y su propio mensaje personal. Sin embargo, les diré que cuando ven esto reflejado en el mundo que los rodea y escuchan que otras personas expresan lo que piensan, comprenden inmediatamente que están en el lugar correcto, porque eso es lo que sucede en el Hogar. Miren, no existe diferencia alguna en que el mensaje lo transmita yo, o que sea el Guardián del Tiempo quien les presente un mensaje precioso y elegante, o que sea eM quien los haga reír un poco. No nos importa, pues el mensaje sigue siendo el mismo. Se trata de su corazón, no del nuestro. No se trata de nosotros, sino de ustedes. Por ello espero que disfruten de esta hermosa parte, pero no me voy a ir sin dejarles una de mis sonrisas. De acuerdo, aquí va… Logré hacerlos sonreír como siempre, ¿verdad? ¡Qué bueno!

Primero quiero hablarles un poco sobre esto, porque es bastante interesante. Verán, en el planeta todos perciben a los demás de cierta manera y todos ven a los otros y piensan: “Eres diferente a mí, más alto, más bajo, más bello, más feo…” de cualquier forma que definan a los demás siempre consideran que están separados de ustedes de muchas maneras, lo que los ha llevado al punto de polarizar sus países. Ahora están tan polarizados que cuando una persona dice esto y otra dice aquello, les cuesta mucho concretar algo, porque pasan de un extremo al otro. En breve, dispondrán de una energía suave que les brindará la oportunidad de reunirse como lo hacemos en el Hogar. No nos importa quién se presenta. No nos importa quién escucha, quién habla o cómo se hace llamar el canalizador o la canalizadora. Todos empiezan a escuchar de una forma nueva y ello hace que afloren los canales en todos ustedes; la inspiración y el espíritu que habitan su cuerpo están cambiando de una forma muy hermosa. Así pues, les digo que esto forma parte de la nueva energía y que cada uno, por medio de la intención, puede comenzar a llevar consigo una parte mayor de su espíritu como creadores conscientes del planeta que son. Esperamos que se diviertan tanto como nosotros aquí en el Hogar, porque nos reímos mucho al ver todas las cosas divertidas en las que se meten ustedes como humanos. No ha de pasar mucho tiempo antes de que cambie la situación y sean ustedes los que se rían de nosotros. Eso está bien, pueden hacerlo, podemos soportarlo, no hay problema. Tan solo sepan que es un juego hermoso y que esperamos que se diviertan jugándolo.

Se están convirtiendo en seres humanos equilibrados.

¡Espavo a todos!

Pressentación de eM

Saludos, soy eM y estoy muy contento de estar aquí en estos días porque están sucediendo muchas cosas y les cuento que el Guardián tiene algunas dificultades con mi energía en particular porque está tratando de encontrarle el ritmo. Dice: “No, suena demasiado parecido al Guardián del Tiempo” y por eso tiene todo tipo de problemas tratando de averiguar dónde estoy y parte de ello se debe a la polaridad con la cual funcionan ustedes y no es algo malo, es la forma en la que fueron criados en el planeta Tierra. Han estado en una situación muy polarizada, viviendo en un campo de dualidad. Bueno, ven las cosas en blanco y negro, arriba y abajo, correcto e incorrecto y todo lo demás. Ahora comienzan a verlo todo bajo una perspectiva totalmente nueva, porque empiezan a ver las posibilidades. Ahora cuentan con ellas porque son creadores y crean por medio de sus elecciones. Es muy sencillo y fácil de comprender cuando observan su vida retrospectivamente, pero es totalmente diferente cuando tratan de ver el futuro y lograrlo representa un gran desafío. Ahora bien, el tipo de polaridad con la que el Guardián ha tenido problemas en mi caso, es que yo soy equilibrado. No soy ni masculino ni femenino. De hecho, tiene dificultades hasta con las palabras. No existen palabras para ello y por eso le está costando trabajo y, por supuesto, vienen todos los maestros para sugerirle palabras. Para él, representa una nueva expansión, una nueva área que no describe a un humano equilibrado viviendo en polaridades extremas. Todos ustedes se dirigen en ese sentido y aquí están sucediendo muchas cosas. La energía femenina está regresando al planeta Tierra. Todos sabían que llegaría porque han visto la manera en que el péndulo se dirigía hacia la energía masculina y los años que ha durado el dominio masculino en el planeta Tierra. Todos se divirtieron en grande con ella. Bueno, al menos algunos y por supuesto, otros también han sido sus víctimas. Todos han jugado sus juegos pero ahora es el momento de cambiar, ¿no es así?

Ahora bien, esta es la situación. El equilibrio está llegando, pero jamás se habían equilibrado antes. Pasaron por el punto de equilibrio y siguieron de largo hasta llegar al otro lado y todas las veces lo hicieron de la misma manera: se fueron al otro extremo. ¡Oh! No recuerdan las veces que las féminas tomaron las riendas en la Tierra. Les decimos que no lo recuerdan, pero la embarraron tanto como los hombres, así que no se preocupen. Lo que deben saber es que siempre ha habido ese ir y venir de un extremo a otro. Vamos a detenerlos en la mitad y darles la oportunidad de respirar y experimentar la sensación de equilibrio. Han entrado en el campo de la trialidad, lejos de la dualidad. Es casi como si hubiera una nueva parte de ustedes a la cual están tratando de conocer y se preguntan: “¿Cómo puedo utilizarla en mi vida diaria? ¿Cómo puedo lograr el equilibrio?” Bueno, están llegando algunas partes nuevas y hoy les compartiré un par de ellas. Al guardián se le facilita cada vez más llevar mi energía y como ya lo ha hecho unas cuatro o cinco veces, cree que se volverá un experto. Sin embargo, le tenemos algunas sorpresitas, porque solamente puede llevar una cierta cantidad de energía femenina en ese cuerpo tan masculino. Además, tiene sus creencias que siguen interfiriendo de vez en cuando, pero nos ocuparemos de eso, no se preocupen.

Equilibrando las energías masculina y femenina en su interior

Hablaremos sobre su vibración en el mundo. Siempre les hemos hablado de ello y, de hecho, es el territorio de Elrah, es su trabajo. Él está aquí para mostrarles las diferentes formas de trabajar con la vibración y cómo ya lo están haciendo. Cada uno tiene una frecuencia específica en lo más íntimo. De hecho, está asociada con un sonido específico del cual les hemos hablado antes, e igualmente existen muchas conexiones que irán descubriendo en diferentes áreas. La frecuencia específica es su propia vibración, es la vibración que decidieron traer a la Tierra en su cuerpo físico. Algunos de ustedes llevan una energía muy masculina, una energía poderosa y otros llevan una energía muy femenina; juegan con una y otra y se expresan de diferentes maneras. Bueno, eso es lo que ha cambiado. Ahora el campo se ha abierto para que equilibren la polaridad y vuelva la energía femenina. La energía masculina ha sido más contundente que la energía femenina creativa o tolerante y ambas forman parte de todos ustedes. Durante muchas vidas desarrollaron el hábito de venir como el uno o la otra y muchos incluso han perfeccionado sus preferencias de cómo eligen participar en el juego del planeta Tierra. La mayoría han venido como mujer u hombre muchas veces porque así se sienten más cómodos. El Guardián se siente muy cómodo en un cuerpo masculino, pero lo incomoda mucho la energía femenina; él pudo elegir qué prefería al principio de esta encarnación. Ahora que las energías han cambiado, todos pueden comenzar a equilibrase y ya lo han hecho. El reto proviene de su sistema de creencias, de aquellas partes que vienen de muy lejos y que dicen “Tengo que ser de esta forma” o “Debo actuar de esta manera”. Esto les sucedió no hace mucho al Guardián y a la Guardiana del Guardián. Estaban en la zona de homosexuales del distrito rojo de Ámsterdam y Bárbara le dijo: “Tengo que atarme el zapato. ¿Me sostienes el bolso por favor?” De repente ella se fue por ahí y el Guardián se quedó solo sosteniendo el bolso y se dio cuenta de que se sentía muy incómodo con lo que estaba haciendo. Ambos se rieron mucho de eso, pero sacó a la luz su incomodidad con la percepción de la sexualidad. Esas son las áreas que les impedirán primero alcanzar el equilibrio. Todos ustedes tienen la capacidad de superarlas y se están encaminando en esas direcciones tan hermosas de contemplar, viéndolos hacer lo máximo por lograr la perfección. Es lo que son. Han tenido que asumir imperfecciones para estar aquí. El planeta Tierra es un lugar imperfecto. Deben ocultar sus imperfecciones mientras se encuentran aquí y esforzarse al máximo por conseguir la perfección. Es muy hermoso. ¡Ustedes son increíbles!

Una nueva sensibilidad a la vibración

Su nombre: el reflejo de USTEDES en el Universo

No tienen idea de lo que son capaces, pero ahora están a punto de descubrirlo. Les hablaré sobre la otra área que es de la incumbencia de Elrah: la vibración. Todos son sensibles a la vibración en una forma nueva, aunque no lo hayan descubierto todavía. Lo que sí han descubierto es que se sienten incómodos con lo que ya han construido. Muchos han cimentado estilos de vida, hogares, lugares de trabajo, carreras y relaciones con las cuales de repente se sienten sumamente insatisfechos, muy incómodos con el sitio en que se encuentran en estos momentos y necesitan un cambio, aunque no saben en qué sentido ir o qué hacer. Ahora mismo les daremos algunas ideas muy sencillas y Elrah regresará para continuar con el trabajo y perfeccionarlo un poco más. Pero lo que les decimos es que muchas veces su propia voz los afecta y la palabra que más frecuentemente se repite y va directamente a su corazón es su propio nombre. ¿Cómo obtuvieron su nombre? La mayoría de ustedes se lo susurró en el oído a su madre o a su padre cuando estaban escogiendo su nombre, se lo gritaron para que lo escucharan. Y de repente ellos dijeron: “¿Y qué tal este nombre? Este nombre me suena…, pero me gusta más el de este actor, así que mejor le pondré su nombre a mi hijo”. Muchas personas acaban con todo tipo de ritmos y nombres diferentes que no se ajustan a ellos. ¿Por qué no encajan? Muy sencillo, porque es un ritmo. Pueden cambiar su nombre levemente, añadiéndole una letra al final o en el medio. Hasta pueden quitarle alguna parte para cambiar los patrones rítmicos de su propio nombre. Su nombre es su reflejo en el universo y su creencia. Cuando escuchan ese nombre, se trata de ustedes. Asegúrense de que sea algo que les guste y si no es así, empiecen a crear su universo cambiando el nombre que tienen. No hay problema; se hace todos los días en el planeta Tierra. Ahora les decimos que su nombre los precede y como se están volviendo increíblemente sensibles a la vibración, el universo la refleja y ésta vuelve a ustedes. Y ahora pueden comprenderlo en nuevas formas.

Música y ritmo: La forma más reciente de aprendizaje

Ahora bien, hay algo muy interesante que el Guardián les ha estado diciendo y detesto hacer esto, pero después de varios años debo corregirlo ligeramente. Ahora está entrando en pánico pero se calmará en un minuto. Dice, “¿A qué te refieres con corregirme?” Es sencillo, él les ha estado diciendo a las personas que existe una parte inusual de su cerebro que se ocupa de la música. Les digo esto por varias razones, porque todos la han usado en diferentes formas aunque no se consideren con aptitudes musicales. Esos ritmos son la base de lo que ustedes llaman música. De hecho, se trata de un patrón rítmico. Tomen todas las enseñanzas que les han dado, que han tenido que aprender por medio de su memoria mecánica y sus centros de lenguaje. Luego tomen todo aquello que no pudieron aprender de esa forma y lo que aprendieron mediante la música cuando eran niños, como por ejemplo, el alfabeto (en inglés). Muchos aprendieron con canciones que repiten como los niños, porque residen en una parte diferente de su cerebro. Lo que queremos aclararles es que no existe un área musical en su cerebro. Esta es la corrección con respecto a lo que el Guardián les ha venido diciendo sobre la existencia de un área musical en su cerebro que pueden desarrollar y utilizar. Todo su hemisferio derecho se ocupa de la música; hay una sección justo encima de la oreja y otra sección allí, que se ocupa de la música en especial. Aunque muchos han venido con la parte musical de su cerebro muy desarrollada, pocos la usan para eso. No necesariamente tiene que ver con la música, sino que se trata del ritmo. Aquellos que han aprendido algo como el alfabeto utilizando la música ¿pueden recordar las letras del alfabeto sin cantarlo? Eso es fácil, pero apostaría a que la mayoría no puede hacerlo si le quitan la melodía. Todavía tienen que seguir la secuencia: A, B, C… pausa, D, E, F, G… H, I, J, K… L, M, N, O, P… que para ustedes es un ritmo. En eso basaron su conocimiento y esa será la nueva forma de aprender, ya que no es necesario que creen ritmos nuevos y refuercen constantemente la parte izquierda de su cerebro. Pueden vivir espontáneamente en la parte derecha del mismo.

¿Acaso el ritmo de su nombre los hace sonreír?

Ahora bien, siempre hemos equiparado la parte derecha de su cerebro con el cielo y la parte izquierda con la Tierra. La parte derecha del cerebro lo ve todo: posibilidades, oportunidades, flujo de energía y todo lo demás que manejamos aquí en el Hogar. Ustedes tratan de etiquetarlo todo. “Para mí no puede ser real hasta tanto no lo meta en una caja y le ponga una etiqueta”. Es lo que hace la parte izquierda del cerebro, pero las secciones musicales de su cerebro corresponden específicamente a los ritmos y es por eso que les pedimos que tengan en cuenta su nombre, una parte gigantesca de su propio reflejo. ¿Cuál es el ritmo de su nombre y concuerda con ustedes? Esa es la pregunta más importante, ya que comenzarán por ajustar lo pequeño para facilitar su recorrido por el mundo o simplemente lo convertirán en la senda de menor resistencia. Ahí es donde reside la magia, en todo aquello que pueden observar desde una perspectiva más elevada y que jamás pudieron percibir antes. Es un mundo nuevo. Todos forman parte de él de una manera muy bella y yo estaré aquí para ayudarles a reflejarlo en muchas más formas de las que puedan imaginar. Comiencen por su nombre. ¿De qué manera los llaman? ¿Con qué nombre se hacen llamar? ¿Cómo es eso? ¿Y cómo podrían cambiarlo para que sonrían al escucharlo?

La familia de E

Muchos de ustedes provienen de la familia de E. Sencillamente les diré que ésa es la vibración de la familia que el Guardián llama El Grupo. Nosotros no usamos la palabra: El Grupo. No usamos palabra alguna para describir lo que somos; es un ritmo y es una parte hermosa de nosotros que puede estar al alcance de todos únicamente a través de su propio corazón. No tratamos de enseñarles nada sino de ayudarlos a re-cordar lo que ya saben. Dejaron a un lado gran parte de ello para poder seguir este juego de fingir ser humanos e imperfectos. Lo están haciendo muy bien y ahora ya pueden dar el siguiente paso. Está muy bien hecho. Están comenzando a recobrar su perfección de muchas formas hermosas y esos son los siguientes pasos en pos de la humanidad.

Y al principio, fue la risa

En la Tierra, todos ustedes son responsables por todos los demás. Están todos conectados; forman parte de los demás y no pueden separar este dedo del otro dedo aunque los dedos no se conozcan entre sí, ¿verdad? Bueno eso es lo que son, están comenzando a reconocerlo y a fortalecer la conexión que los conecta de las maneras más hermosas. Les comparto solo una cosa… la risa… porque esa es una de las vibraciones más grandiosas que existen en todo el universo. En el principio hubo un sonido y fue la risa. Lo creó todo y fue la más bella expresión de luz sobre el planeta Tierra. Queridos, les traeré muchos mensajes, pero Elrah se hizo a un lado para que yo pudiera entrar y traerles este para que se vayan acostumbrando a mis ritmos. Un poco de mi energía se expresa de diferente manera, porque estoy tratando de traer la mayor cantidad de energía equilibrada masculino-femenina posible a través de este cuerpo. No es fácil, no es fácil. Trabajaremos en ello, pero mientras tanto sepan que los amo. ¡Tienen muchísima importancia aquí! No imaginan todo lo que han hecho ya y con cuánta gracia. Sigan con ese trabajo increíble y sepan que estaremos aquí con ideas, conceptos y herramientas para que las usen en su nuevo rol empoderado. Se están convirtiendo en creadores conscientes, dando cada paso con plena conciencia de su espíritu. Es lo más hermoso que hayamos visto de este lado del velo… Gracias por ello. Les pido, con el más grande de los honores, que se cuiden mutuamente cada vez que puedan, no olviden jugar y jueguen bien juntos, pero antes de marcharme creo que debo dejarles una risita: ¡Ji ji!

ESPAVO
El GRUPO

Conectando el corazón

Por Bárbara Rother

La ley de atracción y una lección de vida

Y yo que pensaba que iba por la vida llena de confianza espiritual y muy orgullosa de mí misma por lo lejos que había llegado en mi camino. Entonces, y antes de percatarme, tomé una dirección que me llevó a dar grandes pasos hacia atrás.

Todos conocemos la regla de oro de la Ley de Atracción, lo que siembras es lo que cosechas en la vida. Así es como yo lo entiendo. Hace poco, la vida me hizo recordar esa ley. La definición de mi lección de vida definitivamente se entretejió con mi experiencia de esa ley.

Mi lección de vida principal, que de vez en cuando me pone a prueba, es la falta de definición. Es decir, tener límites débiles y considerar la energía ajena como la propia. Yo, como muchos de ustedes, soy extremadamente sensible a los demás. Muy temprano aprendí a trabajar en el manejo de esa situación. Hace tiempo, cuando Steve y yo presentamos un seminario, comencé mi trabajo con una meditación. Me situé en el centro de un gran círculo de Trabajadores de Luz que asistían al evento. Por medio de la meditación, los conduje a liberar toda su energía negativa enviándola al centro del círculo y luego les pedí que crearan la energía positiva que deseaban generar en sus vidas. En aquellos tiempos y con mis límites débiles, sin saberlo, recogí toda la negatividad que ellos soltaron. Recuerdo lo mareada que me sentía; me dolía terriblemente la cabeza y me sentí mal del estómago. Todos quedaron entusiasmados con la experiencia, lo que me dio mucha alegría, al sentir que había ayudado a alguien. Más tarde, le dije a Steve que no creía que pudiera hacer aquel trabajo debido a mi reacción ante todo aquello. Steve me dijo que debía dejar de asumir los problemas ajenos como propios, pero sí tener un oído y un corazón abiertos para ayudar. Es muy importante estar centrados y fuertes en nuestra propia vida. Solo entonces podemos servir de ayuda a los demás.

Entonces se me ocurrió lo de la burbuja protectora. Es una línea invisible entre los demás y yo. Puedo sentir a las personas y ellas pueden sentirme, pero nos da el espacio suficiente para mantenernos en nuestra propia energía y aun así poder llegar a los demás. También les envío una burbuja protectora a mis seres queridos cuando nos abrazamos al despedirnos. Es mi forma de soltar el apego que siento por ellos y sentir que están a salvo. Eso me brinda tranquilidad.

Probablemente no sea la única que se siente así últimamente. Lo llamo estar “bajoneada”. Es cuando nada está realmente mal en la vida de uno, pero te sientes un poco apagada. Es como si no estuvieras en tu lugar ideal. Steve y yo salimos a un pequeño retiro romántico de recuperación en nuestro cuadragésimo primer aniversario de casados, a ver si lograba sacudirme ese estado de ánimo y comprender por qué me sentía así.

Steve y yo disfrutamos mucho esos días celebrando nuestra relación. Es mi mejor amigo y me ayuda a comprenderme a mí misma a través de sus ojos. Me ayudó a darme cuenta que en cierta forma había debilitado mis líneas de definición y había comenzado a asumir las emociones del mundo. Normalmente, cuando escucho una historia triste en las noticias o sé de alguien que está pasando por una mala situación, resueno con ello y trato de ayudar o enviar pensamientos amorosos en esa dirección. Pero en el último mes y por alguna razón que desconozco, he estado apegándome a todas las emociones que me rodean y eso me deja agotada, como si una nube gris se hubiese cernido sobre mi corazón. Esa negatividad atrae la negatividad a mi vida. Suena complicado, pero es tan sencillo como lo es la Ley de la Atracción.

Seguía sintiéndome de esa manera el día en que Steve y yo salimos a nuestro viaje de aniversario. Estaba muy feliz por nuestra escapada pero me preguntaba por qué todavía no actuaba de la forma positiva que era habitual en mí. Por alguna razón, Steve tampoco estaba de buen ánimo esa mañana, (creo que un computador le estaba dando problemas y era un reto para él dejar Lightworker por tres días). Me siento muy orgullosa de él. Ni siquiera llevó su computadora portátil al viaje. Se enfocó en nosotros y pronto volvió a ser el mismo ser feliz de siempre. Asumí su estado de mal genio temporal, pero a diferencia de él, ese estado permaneció conmigo por un tiempo.

Volamos a Santa Bárbara, California. Steve se fue a recoger el automóvil de alquiler y la persona de la agencia estaba atendiendo a unos clientes que estaban antes que él. Les preguntó si no preferían alquilar un auto mejor, un Mercedes convertible. Steve oyó eso y esperaba que los clientes rechazaran la oferta, pues quería darme una sorpresa. Era un hermoso y soleado día californiano. Se me rompió el corazón cuando vi a esa pareja feliz conducir “mi convertible”. Traté de recuperar mi centro y en silencio les deseé unas buenas vacaciones. Pero mi corazón se encogió un poco. Nos reímos de ello y comenzamos nuestro viaje a Solvang, una hermosa comunidad danesa que desde hacía mucho tiempo quería visitar. Nos perdimos, pero disfrutamos de nuestro tiempo juntos mientras conducíamos a lo largo de la costa. Yo estaba feliz de que Steve hubiera recuperado su buen humor habitual y yo estaba esforzándome realmente, pero seguía sintiéndome negativa.

Llegamos al pintoresco pueblo lleno de tiendas, restaurantes y molinos de viento. El lugar en el que nos alojamos estaba cubierto de una bella capa de hiedra. Era un hotel que incluía alojamiento y desayuno. Mi espíritu pareció elevarse cuando el dueño nos mostró nuestra habitación. Era amplia y bien iluminada, llena de antigüedades y tenía un balcón. El número de la habitación era el nueve. Pensamos que era lo apropiado pues nos casamos el nueve de septiembre de 1972. Bajábamos a recoger nuestro equipaje del auto cuando la propietaria nos dio la mala noticia. Nos dijo que había habido un error. La habitación 9 había sido reservada por otra persona y nosotros teníamos asignado otro cuarto. Mi corazón volvió a encogerse cuando nos mostraron la habitación: preciosa, pero mucho más pequeña y sin ningún extra. Decidimos tomarlo todo a bien y nos fuimos a ver las tiendas, solo para descubrir que estaban todas cerradas en ese momento.

Después de una buena cena, aprovechamos la oportunidad para regresar a nuestra habitación y disfrutar de nuestra mutua compañía y conversar. Steve me ayudó a explorar por qué había estado en ese estado de ánimo. Me ayudó a darme cuenta de que todo lo que yo sentía era mi amor y preocupación por la familia, los amigos y las personas deprimidas del mundo. Entendí que me había apartado de todo lo que había aprendido en mi crecimiento humano y espiritual. Cuando logré reconocer que no era mi problema, sino lo que estaba sintiendo por todos los demás, me recuperé y volví a centrarme otra vez.

Con ese cambio de actitud, mi espíritu empezó a volver al espacio positivo en el que me mantengo normalmente. A la mañana siguiente, me desperté en los brazos amorosos de Steve, sintiendo la brisa fresca que soplaba a través de la ventana abierta. Los pájaros cantaban, dándome la bienvenida a un nuevo y maravilloso día. Se siente bien estar de vuelta para ser una misma. Extrañaba mi amor por la vida. Con ese sentimiento positivo, vi cómo el día se desarrollaba de manera milagrosa. Steve y yo disfrutamos de un delicioso desayuno en el patio lleno de flores del hotel, exploramos la ciudad, y nos encontramos con personas muy amables. Descubrimos una tienda de antigüedades y compramos una caja de música como recuerdo de esos momentos especiales. Queríamos ir a un concierto local que se presentaba esa noche. Cuando estábamos en la taquilla esperando la disponibilidad de asientos, alguien nos ofreció dos entradas a mitad de precio que incluían entretenimiento en vivo y cena antes de que comenzara el espectáculo. Se trataba de un evento para recaudar fondos y ella tenía entradas adicionales. Todo lo que hicimos ese día fluyó maravillosamente. Yo sabía que estaba atrayendo lo positivo debido a mi nueva actitud. Steve y yo nos reímos juntos al ver una copia del libro “La ley de atracción” de Esther Hicks-Abraham en la librería local. ¡Vaya guiño cósmico!

Quizás tenía que aprovechar ese momento especial con Steve para recuperar mi perspectiva de la vida. Seguiré sintiendo el dolor ajeno, pero si permanezco centrada en mi espacio, puedo ayudar mejor a los demás ayudándome a mí misma en primer lugar.

En el vuelo de regreso a Las Vegas estaba lloviendo. Me sentí triste de dejar atrás la luz del sol de los últimos días. Pero entonces vi un hermoso arco iris a través de la ventana del avión. Me recordó el proverbio “Sin lluvia no hay arco iris”. Está bien atravesar una nube oscura de vez en cuando, siempre y cuando volvamos a la luz de la alegría. Estoy muy agradecida por este recordatorio de mi lección de vida. Lo que creo está en mí interior. Estoy dispuesta a dar un paso adelante otra vez.

Con amor y luz,
Bárbara

Traducción y Edición:
Equipo de Traductoras Voluntarias de TrabajadoresdeLuz.info y Lightworker.com
Septiembre 2013